12 septiembre 2012

No estaba muerto que estaba de parranda.

A unas pocas semanas de cumplir el año sin escribir nada en el blog, me atrevo a publicar de nuevo sabiendo que, con casi total seguridad, habré incumplido 3 o 4 leyes de protección al blog. Podría hacer la típica coña de bloguero e insinuar que he viajado en el tiempo desde el pasado y por eso no he publicado,  pero todos sabemos que el que no cuida su blog es por pura pereza, vamos, que igualico que con las plantas.

A pasado casi un año y he perdido práctica, he engordado unos kilos y España sigue igual de mal o peor, sin embargo ¿Qué me impulsa a retomar este esporádico entretenimiento entre tanto twitter, facebook, podcast y demás distracciones del mundo virtual? (que de los noventa sigue quedando eso del "mundo virtual"). Pues simplemente porque me apetece buscar un huequecillo para publicar mis maltrechos y maltratados garabatos así como intentar (al loro con lo de intentar, que el mundo está plagado de buenas intenciones) hacer una tira semanal contando alguna chorradilla de esas que le ocurren a uno delante y fuera del ordenador. Pero avisados quedáis, que no me comprometo a nada, porque ya me conocéis, y sabéis que funciono por impulsos así que si esto se queda en agua de borrajas, no me lo tengáis en cuenta (de nuevo).

2 comentarios:

Roydeckard dijo...

Ya era hora copón, que a uno le gusta que le miren pero durante un año entero.. (post anterior) XD A ver si es verdad y publicas 2 o 3 entradas mas antes de desaparecer de nuevo, ¡vago¡ :P (no es cierto) Por cierto tu dibujico que es ¿un zombi?

Jaime Angel dijo...

Ese soy yo gordo y vago XD